21.8 C
Castelldefels
domingo, octubre 2, 2022
spot_imgspot_imgspot_img
0,00€

No hay productos en el carrito.

Así funciona la prostitución encubierta en las discotecas de Barcelona

Así funciona la prostitución

Así funciona la prostitución. Es un secreto a voces. La prostitución en los locales de ocio nocturno de Barcelona es una «realidad evidente» de la que muy pocos hablan porque «se ha convertido en costumbre». Así lo relatan múltiples fuentes del sector consultadas por este medio, quienes coinciden en señalar que se trata de una práctica arraigada en el tiempo pero que ha aumentado en los últimos años. 

Con el regreso de la normalidad a los clubes de la ciudad y la llegada masiva de turistas, la alerta por la presencia de prostitución en las discotecas más importantes regresa y preocupa tanto a clientes como a los empresarios del sector, sobre todo en estos meses estivales. El hecho de que sea una práctica tan ligada al turismo hace que «se incremente en los meses de verano», según coinciden varios trabajadores del ocio nocturno.

Mesa de un reservado en una discoteca en una imagen de archivo / ARCHIVO
Mesa de un reservado en una discoteca en una imagen de archivo / ARCHIVO

ACTIVIDAD PERSEGUIDA

Muchos clientes y empleados normalizan la presencia de prostitutas en los clubes. «Es algo que ha ocurrido siempre», opina Joel (nombre ficticio). «Nosotros –como personal– no sabemos cómo acceden ni si tienen algún tipo de acuerdo con la dirección de las discotecas para venir a captar clientes», añade. 

No obstante, varios directivos de las principales discotecas de la ciudad coinciden en un mismo mensaje: «queremos evitar a las prostitutas en nuestros espacios«, aseguran. Los propietarios niegan rotundamente la existencia de «pactos con prostíbulos o con prostitutas freelance«. En conversación con este medio, afirman que «no aportaría ningún interés económico». Además, dañaría su «reputación» y el «bienestar» de otros clientes. 

Imagen del interior de un prostíbulo de Barcelona / ARCHIVO
Imagen del interior de un prostíbulo de Barcelona / ARCHIVO

PERJUDICIAL PARA EL CLUB

Además de la mala imagen que aporta la presencia de prostitutas en el club –que a menudo intenta camuflarse–, los propietarios aseguran que, lejos de ayudarles a generar ingresos, la prostitución en los clubes «provoca pérdidas«. «Es evidente que las trabajadoras mirarán por su beneficio propio e intentarán que el cliente se vaya con ellas lo antes posible. Esto provoca que, usuarios que generalmente gastan mucho dinero en los clubs, se vayan y disminuya su gasto en nuestro negocio«, explica Manuel (nombre ficticio), dueño de una de las discotecas más importantes de Barcelona.

Por otro lado, los empresarios de la noche están preocupados por la pérdida de clientes que puede suponer esta actividad en sus locales. «La mayoría del público barcelonés rehuye este tipo de conductas. Si un club pasa a ser conocido por tener prostitutas pierde un tipo de clientela y gana otra muy distinta. Aunque se llene», añade otro propietario. 

PERFIL DE CLIENTES 

Según las fuentes consultadas, entre las que figuran personas cercanas a la gestión de prostíbulos, las chicas de compañía que acuden a captar clientes a los locales de ocio nocturno «actúan por su cuenta«. 

Generalmente, el perfil de clientes con los que toman contacto son turistas adinerados que se encuentran en los reservados. «Muchas veces este tipo de clientes nos dice que quiere chicas con fines sexuales«, asegura Marina, extrabajadora de un club del Paseo Marítimo de la ciudad. «A lo largo de la noche, muchas veces veíamos cómo terminaban la fiesta con prostitutas», añade.

Interior de una discoteca con varios usuarios / EUROPA PRESS
Interior de una discoteca con varios usuarios / EUROPA PRESS

‘MODUS OPERANDI’

Ante una realidad tan frecuente y sencilla la pregunta es clara: ¿Cómo se realiza el contacto entre las trabajadoras y los clientes en estos clubs? Si la cuestión queda completamente al margen de los propietarios de las discotecas, que son quienes podrían encubrir el acuerdo entre ambos interesados, «ha de existir un tercer implicado«. O así lo creen fuentes cercanas al sector, que apuntan a «cargos intermedios» de las discotecas –como responsables de reservados o jefes de sala– como posibles «mediadores» para «facilitar contactos de interés entre ambos».

Sin embargo, también hay muchas otras voces que apuntan a que efectuar el acercamiento sin ningún intermediario es «muy fácil«. Según éstas, las chicas entran por su cuenta interesadas al saber que en la discoteca hay un público que les interesa. Además, también cabe la posiblidad de que alguna de ellas acceda como «chica de imagen» y después gestione ella misma el trato con el cliente.

CHICAS DE IMAGEN 

Las chicas de imagen son una figura que mucha gente desconoce pero que es cada vez más popular en la noche barcelonesa. En otras ciudades como Madrid es una práctica consolidada y se considera un empleo en los clubs más importantes. En Barcelona, según ha consultado este medio con los empleados, algunas están contratadas y tienen un sueldo fijo y otras acuden a cambio de una invitación en el club: una botella para consumir en el reservado o una cena, por ejemplo.

Su función, según relatan desde las discotecas es «aportar buena imagen al establecimiento». Muchos de ellos aseguran que «no les exigen ninguna conducta en concreto», mientras que otras voces cuentan que desemplean funciones de hostess –recibimiento y acompañamiento de clientes a las mesas– o se les pide que contribuyan «a que los usuarios aumenten el consumo«. 

En este sentido, los propietarios insisten en que el objetivo de las chicas de imagen «se aleja por completo del mundo de la prostitución», ya que el interés es «totalmente opuesto«. 

Discoteca Eclipse del Hotel W / ECLIPSE
Discoteca Eclipse del Hotel W / ECLIPSE 

HOTELES

La polémica de la prostitución encubierta también afecta a prestigiosos hoteles donde se realizan fiestas, habitualmente en las plantas superiores y en los rooftops. Según relatan desde Fecalon, tras la pandemia, la actividad tiende a «infiltrarse más» en los hoteles que en las discotecas: «ha habido un cambio de tendencia», aseguran. Un claro ejemplo es el Hotel W, que cuenta con una discoteca en su interior (Eclipse) a la que pueden acceder tanto huéspedes como clientes ajenos al complejo.

Eclipse acumula muchas críticas de clientes que aseguran que es un «foco de prostitutas» y que «el ambiente deja mucho que desear cuando el Hotel W vende un servicio de lujo». Fuentes cercanas a la empresa niegan que la presencia de chicas de compañía en el club del hotel sea algo recurrente y aseguran que es una actividad «totalmente ajena» a la dirección. No obstante, clientes habituales del hotel afirman a Metrópoli que Eclipse es un claro ejemplo de lugar donde acuden prostitutas en busca de clientes. 

PATRONALES DE OCIO NOCTURNO

El secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm), Joaquim Boadas, apunta, en conversación con este digital, que el ocio nocturno y la prostitución son dos actividades que pueden coexistir perfectamente y que, por ello, es una actividad que debe alejarse a toda costa de las discotecas. «Para ello hay clubes de alterne legales donde existen medidas sanitarias y de seguridad. Incluso hay locales musicales con anexos donde se practica el sexo de forma libre y segura», explica Boadas. 

Desde Fecalon (Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno), por su parte, aseguran que no hay ningún protocolo para evitar la actividad en las discotecas porque «ni se plantea que haya cabida para la actividad en los locales». 

Pots seguir-nos també: Instagram i Facebook

Encuentra más noticias  la Prensa

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*

Stay Connected

21,991FansMe gusta
3,505SeguidoresSeguir
20,100SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_img

Latest Articles

Abrir chat
Hola!😊 ¿En qué podemos ayudarte?