7 C
Castelldefels
sábado, diciembre 3, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
0,00€

No hay productos en el carrito.

ACOGIDA DE UN GATO ADULTO

ACOGIDA DE UN GATO ADULTO. ¡Hay unas acogidas que son más especiales!

¿Y sabéis cuáles son?   ¡Pues si!  ¡Las de los gatos adultos!

¡Si, si! Esos a los que a la gente parece que les cuesta ver, son los eternos invisibles… Y no «somos» conscientes que un gato adulto ya tiene su carácter y su manera de ser.

Y no tendremos sorpresas.

Pues, cómo os decía, estas son las mejores acogidas, porque estos gatos (la gran mayoría de los que se rescatan) sí han conocido el calor de un hogar,  saben qué es crecer en familia, han tenido todo lo que han necesitado y, de repente, se ven en las calles con la dureza que ello conlleva; no son conscientes de los peligros, el miedo se apodera de ellos, los bloquea y les hace sacar su instinto de supervivencia, de gato feral… ¡Y aquí es donde las casas de acogida tenemos el gran trabajo! Volver a enseñarles que no todos los humanos somos malos; que han llegado a nosotros para volver a ser felices y tener todo aquello que, sin entender, un día perdieron.

Llegan a nuestra casa, con ese miedo, ese susto, ese trauma… Una casa llena de olores nuevos y desconocidos, que aún les asustan más. 

Entonces, es cuando las casas de acogida nos armamos de paciencia y dedicación para devolverles «¡la felicidad»!

Escondidos bajo una cama, con esa mirada tan observadora y esos ojos dilatados del miedo… nos sentamos en un rincón, dejándoles su espacio y su tiempo, mostrándoles juguetes que puedan llamarles la atención para que salgan de su escondite… Y con tiempo ¡y paciencia! eso acaba sucediendo.  Llega el día que te quedas petrificado porqué sale a olerte en la distancia, que se da cuenta que ese ser humano no le va a hacer daño… ¡y se da el «milagro»! Se acerca a ti, te huele, empieza a tolerar esas caricias que tanto deseamos darles y que sabemos que eso será ¡un nuevo comienzo hacia su nueva vida!

Acoger a un gato adulto y vivir todo eso (que no son dos días) es algo que llena, ¡y mucho! De recordar esa cara de miedo del primer día y ver como se queda dormido en tu regazo, ronroneando tranquilo. ¡Os prometo que esa sensación de felicidad es inmensa!      

Y yo, que he sido casa de acogida de bebes de biberón, de bebes con miedo y de adultos, os prometo  que aunque las dos primeras son muy gratificantes, ¡esta última es la mejor experiencia que la vida me ha regalado!

Pots seguir-nos també: Instagram i Facebook

Encuentra más noticias  laprensa

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*

Stay Connected

21,991FansMe gusta
3,588SeguidoresSeguir
20,300SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_img

Latest Articles

Abrir chat
Hola!😊 ¿En qué podemos ayudarte?
Verificado por MonsterInsights