Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
21 C
Castelldefels
lunes, junio 24, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
0,00€

No hay productos en el carrito.

La procesionaria y su efecto en nuestras mascotas

La procesionaria y su efecto en nuestras mascotas

En esta época del año, entre febrero y abril, la procesionaria abandona su nido para pasar de larva a crisálida, estas saldrán de los nidos y bajan en fila india con el fin de enterrarse en el suelo para terminar su ciclo. Es en este momento cuando empieza el problema para nuestros perros.

Ahora que se va terminando el frío y empieza la primavera es importante recordar la existencia de la oruga del pino o más conocida como la procesionaria. Esta oruga es un lepidóptero cuyo nombre científico es Thaumetopoeapityocampa. Su ciclo vital consta de 3 fases: huevo, larva (oruga) y adulto (mariposa). La procesionaria se ubica en los pinos, donde se instalan en “bolsones” que es donde se desarrollara la larva.

Estas orugas son extremadamente venenosas, producen urticarias y alergias muy importantes cuando nuestros amigos peludos intentan cogerlas con la boca o tocarlas. El causante de este problema son los miles de pelillos que presentan estas orugas, ya que dentro de los pelos hay una toxina llamada taumatopenia, que provocara una liberación de histamina en el perro, generando una potente reacción inflamatoria prolongada por la permanencia de los pelos que se quedan clavados en nuestras mascotas. También pueden puede haber contacto con los pelos llevados por el viento que acostumbran a provocar problemas oculares.

Los síntomas que podemos observar si nuestros perros tienen contacto oral con la procesionaria es nerviosismo, hipersalivación, actos de deglución rápidos, intentan rascarse la zona afectada, en pocos minutos desarrollan hinchazón de la lengua, boca, esófago y estómago, no son capaces de cerrar la boca, vómitos. Si no se trata a tiempo puede aparecer zonas de necrosis e incluso la muerte.

Si nos damos cuenta de que nuestra mascota ha tenido contacto con la procesionaria lo primero que hay que hacer es lavar bien la zona afectada con agua templada, ya que la toxina se inactiva con el calor.

Muy importante: NUNCA frotar la zona con el agua templada, solo tirar agua, ya que si frotamos la zona podemos romper los pelos de la oruga y favorecer la liberación de la toxina! Después de este paso hay que llevar a vuestra mascota al veterinario habitual o al servicio de urgencias más cercano, donde se le aplicará el tratamiento ideal para estos casos.

Carme Juves

Veterinaria col.4791

https://www.vetvida.es/

Pots seguir-nos també: Instagram i Facebook

Encuentra más noticias  laprensa

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*

Stay Connected

21,991FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_img

Latest Articles

Abrir chat
Hola!😊 ¿En qué podemos ayudarte?
Verificado por MonsterInsights